Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


> 



mm4 



Ev 



A<^^^- 





Año A 



Segundo trimestre I 
Lección 3 



El amor en una crui 



SERVICIO 



Compartamos el amor de Dios con otros. 



Versículo para memorísar 

"De veras este hombre era Hijo de Dios" (IVIateo 27:54). 

Textos clave y referencias 

IVIateo 27:27-66; Lucas 23:26-49; El Deseado de todas las gentes, págs. 690-705; historia en el fo- 
lleto del alumno. 

Objetivos: 
Los alumnos: 

Sabrán que pueden compartir el amor de Dios con los demás. 
Se sentirán inspirados por el ejemplo de Jesús. 
Responderán hablando a otros en su vecindario acerca de Jesús. 

Mensaje 



Jl 



9^ 




Así como Jesús, podemos compartir el amor de Dios a cualquier 
persona y en cualquier lugar. 



Breve introducción o lo lección 



Mientras Jesús cuelga de la cruz, está cons- 
ciente de quienes lo rodean. Su conversación 
con uno de los criminales crucificados demuestra 
su deseo de dar a conocer a otros el amor de 
Dios, aun en los últimos momentos de su vida. 
Servir es dar a conocer a otros el amor de Dios, 
independientemente de las circunstancias de su 
vida. 

Esta es una lección acerca del servicio 

El último acto de servicio prestado por 
Jesús en esta tierra fue morir en una cruz por 



nosotros. Podemos servir a los demás contán- 
doles la historia de su muerte y sacrificio en su 
favor. 

PARA EL MAESTRO 

"La crucifixión, una cruel, torturante y dolo- 
rosa muerte, estaba reservada para aquellos a 
quienes especialmente se deseaba deshonrar, 
tales como los esclavos y los rebeldes políticos" 
(Roy Alian Anderson, You can be free [Nampa, 
Idaho. Pacific Press Publishing Association, 1977] 
pág. 84). 



24 



mM 




Programa 



Sección 



Minutos 



Actividades 



Materiales necesarios 



Bienvenida Permanente Recibir a los alumnos a la entrada. 

Escuchar sus problemas o motivos 
de gozo 



Actividades 10 -15 
preliminares 



A. Ve en paz 

B. Monedas de sacrificio 



15 monedas o pedrecillas, pasas de 
uva, etc. 



o 



Oración y 
alabanza* 



15-20 Verpág. 30 



Lección 
bíblica 



15-20 



Introducción de la historia bíblica 



Personalización de la lección 



Exploración bíblica 



Dos copias del libreto ''Los mucha- 
chos de la Red" (pág. 31) 

Periódicos, pizarrón y tiza o pliego 
grande de papel, marcador 

Biblias 



©Aplicando 
la lección 



10-15 Recibe y da 



Una golosina para cada alumno 



©Compartiendo 1 o - 1 ^ 
la lección 



Comparte las buenas nuevas 



Tijeras, papel blanco grueso, marca- 
dores o crayones, o clavos 



*En cualquier momento del programa se puede orar o alabar a Dios con un canto. 



"En ocasiones algunos eran atados a la cruz, 
pero un nnétodo frecuente era clavarlos de las 
manos y los pies. En el lugar de la ejecución, se 
hacía recostar a la víctinna sobre la cruz y se le 
clavaban los clavos a través de la carne... 

"Entre los huesos y la nnuñeca hay un espacio 
libre... generalnnente conocido conno espacio de 
Destot. Los expertos en tales ejecuciones sabían 
exactannente dónde hacer penetrar el clavo 
tanto para seguridad conno para infligir dolor. 

"Cuando las nnanos quedaban clavadas en la 
cruz, los verdugos levantaban a la víctinna para 
colocarla en posición vertical, suspendida de las 
nnanos y entonces unían la viga transversal al 
nnadero vertical... Se hacían doblar las rodillas de 
la víctinna para cruzarle los pies y clavar annbos 
con un solo clavo largo. ..El ángulo forzado de 



los brazos y el peso del cuerpo suspendido ten- 
día a producir asfixia. Por tanto, si el cuerpo se 
podía levantar por pequeños intervalos, eso le 
pernnitía al crucificado exhalar, prolongando de 
esta nnanera su vida y por lo tanto su sufri- 
nniento. 

"Solannente en esta posición levantada era 
posible para la víctinna hablar. Sabennos que 
Cristo habló en la cruz por lo nnenos siete 
veces... El levantarse a sí nnisnno en sus pies cla- 
vados se podía hacer solo tennporalnnente por- 
que pronto el cuerpo se hundía nuevannente, 
trayendo consigo otro ataque de dolor hasta que 
eventualnnente se ternninaba connpletannente la 
energía y venía el sofoco. 

"La nnuerte de Cristo no fue por agotanniento 
o asfixia. Él dio su vida" (Ibíd, págs. 85-87). 



25 



Lbcx:ioN :^ 



^ 



Desarrollo del programa 



BIENVENIDA 

Dé la bienvenida a sus alumnos en la puerta de entrada. Pregúnteles cómo han pasado la semana, 
qué buenas cosas les han pasado o qué problemas han enfrentado. Pregúnteles si alguno dirigió el 
culto familiar la noche anterior y cómo le fue. Pregunte si alguno tiene algo para compartir con res- 
pecto al estudio de la Biblia durante la semana. 

Pida a sus alumnos que sigan las instrucciones escritas en el pizarrón, o que estén listos para parti- 
cipar en la actividad preliminar que usted haya seleccionado. 



o 



Actividades preliminares 

Seleccione la actividad o actividades que sean más apropiadas para su situación. 



A. VE EN PAZ 

Para reflexionar: 

Diga: Piensen en la posesión más valiosa que tengan. Puede ser algo que pueden 
ver y tocar, o alguna cualidad o rasgo de carácter. Piensen en cómo la describirían. 

Conceda un poco de tiempo. Pida a sus alumnos que encuentren un compañero que no esté 
sentado al lado de ellos. Dígales que usen 30 segundos cada uno para describirle a su compañero 
su posesión más valiosa. 

Pida a sus alumnos que formen un círculo (en grupos muy grandes se pueden formar varios 
círculos de 10 a 12 alumnos). Elija a una persona para que se siente en el centro del círculo. Diga: 
(Nombre) se está yendo a un viaje muy largo y no tiene muchas cosas que llevar. 

Cuando (nombre) se pare delante de ustedes, digan: "Vé en paz; toma mi " 

y ofrézcanle al viajero su posesión más valiosa, esa que acaban de describir. 

Para reflexionar: 

Pregunte: Levanten la mano los que le dieron al viajero lo que le habían descrito a 
su compañero. Pregunte a sus alumnos: ¿Cómo se sintieron al darle al viajero su mejor 
posesión? ¿Quién se sintió tentado a cambiar el regalo? (Diga que es difícil dar algo que 
uno quiere mucho.) ¿Quiénes de ustedes dieron alguna forma de amor? ¿En qué sen- 
tido eran todos los regalos un regalo de amor? Digan: 

ASÍ COMO JESÚS, PODEMOS COMPARTIR EL AMOR DE DIOS A 
CUALQUIER PERSONA Y EN CUALQUIER LUGAR. 



L 



26 



LECCIÓN j^ 



B. MONEDAS DE SACRIFICIO 

Forme varios círculos pequeños con sus alumnos. Dé a cada uno 15 monedas 
o piedrecillas, pasas de uva, etc. Alguien comienza diciendo una cosa que nunca 
ha hecho. Por ejemplo: "Nunca he hecho un mono de nieve". Cada uno de los 
alumnos que ha hecho lo que dijo la persona, le da una moneda. Juegúese varias 
veces. 



Necesita: 

• 15 mone- 
das para 
cada 
alumno 
(piedreci- 
llas, pasas 
de uva, 
etc.) 



Para reflexionar: 

Diga: Piensen en la vida de Cristo. ¿Cuáles son algunas de las cosas 
que Cristo ha hecho y que ustedes no han hecho? Por ejemplo, po- 
drían decir: ''Nunca he sanado a nadie". 

Conceda unos momentos para que los alumnos respondan. (Nunca he perdo- 
nado a nadie, nunca he caminado sobre el agua, muerto en una cruz, resucitado 
de los muertos, convertido agua en vino.) 

Diga: Recordemos algunas de las cosas de las que hemos hablado mientras juga- 
mos otra vez el juego. Esta vez, en vez de darle la moneda al compañero que no 
tiene o ha hecho lo que ustedes tienen o han hecho, coloca la moneda en el suelo. 
Mientras los alumnos juegan el juego y colocan las monedas en el suelo, coloque silenciosamente 
las monedas en forma de cruz. Diga a sus alumnos: Jesús hizo muchas cosas que a nosotros 
nos parece difícil hacer en la misma situación. Una de las cosas más maravillosas que 
hizo fue salvar a un hombre mientras él mismo pendía de la cruz ya para morir. 



ASI COMO JESÚS, PODEMOS COMPARTIR EL AMOR DE DIOS A CUALQUIER 

PERSONA y EN CUALQUIER LUGAR. 



27 



Lbcx:ioN :^ 



^ 



o 



Lección bíblica 



INTRODUCCIÓN DE LA HISTORIA 

(Nota: El libreto de "Los muchachos de la 
Red" es una buena forma de introducir la histo- 
ria bíblica. Si no desea designar alumnos para re- 
presentar el diálogo, puede leer el libreto e 
introducir la lección con sus propias palabras.) 

''Los muchachos de la Red'' 

(El libreto para la lección n° 3 está 
en la página 31 .) 



Necesita: 



• dos copias 
del libreto 



Para reflexionar: 

Diga: Se nos dice que debe- 
mos pasar por lo menos una hora al día 
meditando en la vida de Jesús, especial- 
mente en las horas antes de su muerte. Lo 
que acaban de escuchar de "Los muchachos de 
la Red" es una paráfrasis del libro El Deseado de 
todas las gentes. 

Para reflexionar: 

Pregunte: ¿Por qué creen que esto es ne- 
cesario? (Para que podamos comprender y 
apreciar lo mucho que Jesús nos ama, de ma- 
nera que lo podamos decir a otros.) 

Diga: Hoy vamos a hablar acerca de có- 
mo podemos compartir el amor de Dios 
así como lo hizo Jesús aun con su último 
aliento. 



PERSONALIZACIÓN DE LA HISTORIA 

Pida a sus alumnos que lean la 
historia de la crucifixión en Mateo 
27:27 al 44. Cuando terminen, 



Necesita: 


• periódicos 


• tiza y piza- 


rrón 


pliego 


grande de 


papel 


• un marca- 


dor 



muestre varios periódicos, para hacer notar la 
forma como los editores tratan de captar la aten- 
ción por medio de sus titulares (o recorte una 
colección de titulares con anticipación, para 
mostrarla a sus alumnos). 

Hable acerca de cómo escribirían ellos el titu- 
lar de la historia de la crucifixión. (Anímelos a fin 
de obtener muchos titulares posibles. Anótelos 
donde los puedan leer a medida que los vayan 
produciendo.) 



EXPLORACIÓN BÍBLICA 

Diga: Jesús cumplió muchas 
profecías del Antiguo 
Testamento acerca de su misión. 
Probablemente la más famosa 
de ellas es la que se refiere al 
''Siervo Doliente^ de Isaías 53:7 
al 1 2. Esta profecía acerca de Jesús se 
cumplió en el Nuevo Testamento, en 
Mateo 27. Vamos a leer el pasaje en Isaías 
y compararlo con el de Mateo 27. 

Ayude a sus alumnos a encontrar las compa- 
raciones siguientes: 



Necesita: 

• Biblias 



Isaías 53:7 
Isaías 53:8 
Isaías 53:9 
Isaías 53:12 



Mateo 27:12 al 14 y 31 
Mateo 27:30 y 31 
Mateo 27:38 y 57 al 60 
Mateo 27:38 



(Adaptado de The sounds of grace in our churches, por V. 
Bailey Gillespie, 1996, [PUC Church Resource Center], pág. 
58. Usado con permiso.) 



26 



^ 



l^c:c:k)n :4\ 







Aplicando la lección 



Necesita: 

> una golo- 
sina para 
cada 
alumno 



RECIBE Y DA 

Ponga una prueba sencilla a sus 
alumnos, (preferiblemente acerca de 
lo que han estado estudiando) y por 
cada respuesta correcta, premie a la 
persona con una golosina o algo simi- 
lar. Subraye desde el principio que 
nadie debe comer la golosina hasta 
que termine la sesión. Cuando haya 
dado suficientes golosinas de manera que haya 
una para cada uno si se compartieran, suspenda 
la prueba. Pida a sus alumnos que cuenten cuán- 
tas golosinas se ganaron. Algunos tendrán mu- 
chas y estarán felices y otros no tendrán ninguna 
y estarán tristes. Entonces dele a quienes tienen 
más de una, la oportunidad de compartirlas con 
aquellos que no ganaron ninguna. Felicítelos por 
su dadivosidad. 

Para reflexionar: 

Pregunte: ¿Si fueron un dador, ¿cómo se 
sintieron? Y si fueron el que recibió, 
¿cómo se sintieron? ¿Cómo piensan que 
se sintió Jesús cuando la gente lo lastimó 



y maldijo mientras daba su vida por ellos? 
¿Piensan que le fue fácil, o que le fue difí- 
cil? ¿Por qué? 

Diga: Es difícil dar, cualquiera sea el 
momento, pero especialmente cuando 
piensan que tienen el derecho de conser- 
var lo que han conseguido. Es muy bonito 
recibir cosas en cualquier momento, pero 
especialmente cuando no nos están re- 
compensando por alguna cosa. Jesús dio 
todo el tiempo, aun cuando estaba en la 
cruz. No tenía que salvar al ladrón en la 
cruz y ni siquiera dirigirle la palabra. Pero 
lo hizo porque está en su naturaleza com- 
partir su amor. 



ASI COMO JESÚS, PODEMOS COM- 
PARTIR EL AMOR DE DIOS A 
CUALQUIER PERSONA Y EN CUAL- 
QUIER LUGAR. 



(Tomado de Compass, [Warnick, Inglaterra: Church 
Pastoral Aid Society], 1987, págs. 58,59. Usado con per- 
miso.) 



O 



Compartiendo la lección 



COMPARTE LAS BUENAS NUEVAS 

Pida a sus alumnos que recorten 
las siluetas de cruces dibujadas sobre 
papel blanco grueso y que anoten 
Juan 3:1 6 en ellas y las decoren. 
Anime a sus alumnos a compartir sus 
cruces con sus vecinos o a colocarlas 
en lugares estratégicos tales como 
cabinas telefónicas o paradas de au- 
tobuses. 



Necesita: 

• tijeras 

• papel 
blanco 
grueso 

• marcado- 
res, crayo- 
nes o clavos 



O bien, dé a cada alumno un clavo. Pídales 
que vayan a su vecindario o a una división infan- 
til o a donde se puedan hacer arreglos para dar- 
le el clavo a alguien y hablarle de los clavos en la 
historia de la cruz, explicando lo que esos clavos 
significan para ellos. 



29 



Lbcx:ioN :^ 



^ 



Oración y alabanza 



# 



COMPAÑERISMO 

Resuma los problemas o tristezas y los motivos de gozo de los alumnos, según lo han ex- 
presado al entrar (y si es apropiado). Si sus alumnos lo permiten, cuente acerca de uno o 
dos aspectos especiales con respecto al estudio de la Biblia llevado a cabo por ellos durante 
la semana. Celebre los cumpleaños, acontecimientos especiales o logros de sus alumnos. 
Dele una bienvenida calurosa a todos los visitantes al presentarlos a la clase. 

CANTOS SUCERENTES 

"Es por su gracia" (canto conocido). 
"Grato es contar la historia" (Himnario adventista, n° 329). 
"En el monte Calvario" (Himnario adventista, n° 96). 
"Hoy nos toca trabajar" (l-limnario adventista, n° 455). 

MISIONES 

Use Misión niños, u otro informe misionero disponible. 

OFRENDA 

Diga a sus alumnos: Jesús se ofreció a sí mismo por nosotros. Como respuesta, 
podemos darle nuestro corazón y nuestras ofrendas. 

ORACIÓN 

Continúen añadiendo en el hilo. 

*En cualquier momento del programa se puede orar o alabar a Dios con un canto. 



CLAUSURA 

Antes de salir con sus alumnos a distribuir las 
cruces o al concluir, digan: 

ASÍ COMO JESÚS, PODEMOS COM- 
PARTIR EL AMOR DE DIOS A CUAL- 
QUIER PERSONA y EN CUALQUIER 
LUGAR. 

Pida a Dios que bendiga los esfuerzos de 
compartir con los demás el amor de Dios y que 
como resultado ayude a que el mensaje de la 
cruz llegue hasta alguien. 



30 



^ 



l^c:c:k)n :4\ 





LIBRETO "LOS MUCHACHOS DE LA RED" 




(Para la lección n° i 


í) 


Emiko: 


Ana. He estado leyendo el libro 




el peso de sí mismo para poder 




que me envió un amigo acerca 




respirar o hablar. 




de la muerte de Jesús en la 








cruz. 


Ana: 


¡Ay!, pero tenía clavado un 
clavo en sus pies. 


Ana: 


¿Cómo es eso? 










Emiko: 


Y en sus manos, o más bien en 


Emiko: 


Difícil de leer. Horroroso y tam- 
bién triste. 




sus muñecas. 






Ana: 


¡Ay, otra vez! 


Ana: 


¿Qué parte es horrorosa? 










Emiko: 


Él realmente tuvo que amarnos 


Emiko: 


Morir en la cruz duele mucho y 
lleva mucho tiempo. 




para pasar por todo eso. 






Ana: 


¿Cuál dices que es el nombre 


Ana: 


¿Cuál fue la peor parte? 




de ese libro? Yo también lo 
quiero leer. 


Emiko: 


Todo. Jesús tenía que levantar 







31